Leyenda Urbana: Los fantasmas del IMJUVE

 

En la calle de Serapio Rendón 76, en la Colonia San Rafael se encuentran las oficinas del Instituto Mexicano de la Juventud (IMJUVE) en una casona que data de los primeros años del siglo XX, casona que en sus inicios perteneció a la Women Foreign Methodist Society of Mexico perteneciente a una iglesia metodista hasta que en 1944 fue adquirido por el Gobierno Federal, desde entonces a la fecha a albergado muchos grupos e instituciones de jóvenes como los chicos del Colegio Grosso; jóvenes  quienes realizaban su Servicio Militar;  lo que fue el Consejo Nacional de Recursos para la Atención de la Juventud (CREA), hasta llegar a ser hoy las oficinas del IMJUVE. 

Debajo del edifico se han encontrado diversos túneles y pasadizos que incluso podrían conectarse con otros edificios y colonias;  cuentan trabajadores del lugar y asistentes que con frecuencia se llega a escuchar como se arrastran muebles en salones donde no hay mobiliario. Si eso no fuera suficiente para erizar la piel, dentro del Auditorio “José Muñoz Cota”, a  menudo se aparece una mujer de vestido negro por los pisos de superiores del edificio, sin embargo, no es el único ente que llega a aparecer, ya que según varios testimonios durante el día llega a aparecer un hombre con vestimenta de mitad del siglo XX que se acerca a las personas y les ofrece ayuda y cuando le dicen que no necesitan nada, el hombre desaparece entre los muros del recinto, todo esto junto con los cambios de temperatura en el salón de murales y los quejidos por los rincones de la casa hacen que esta sea una de las casonas de la Colonia San Rafael que intentan contar contar su  historia de una forma u otra.

 

Comentarios de Facebook